El uso mundial del agua en el sector del turismo o también, la huella hídrica viajera total en el mundo es del 0,6 %; según ha resultado de la investigación realizada en el año 2021 por el Consejo Mundial de Viajes y Turismo (WTTC) y el Centro Global de Turismo Sostenible.

Esta investigación se realizó a 185 países de todas las regiones y pretende que los resultados se revisen y actualicen cada año. De esta forma lo ha reveló Chris Imbsen, Director de Sostenibilidad del WTTC durante su intervención en el marco de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre el Agua 2023.

El Consejo puede, por primera vez, informar con precisión y hacer un seguimiento del impacto que el sector del turismo tiene en el medio ambiente.

La huella hídrica viajera total en el mundo es del 0,6 %

En 2019, dicha huella hídrica viajera total era solo un 50 % mayor, pero seguía siendo inferior al 1% del total mundial, por lo que el uso directo de agua es significativamente menor.

Cabe señalar que gran parte del uso de agua del sector es indirecto. Los factores en los que la huella hídrica es mayor y el uso del agua es directo son la cadena de suministro, la agricultura y la producción de alimentos. Estos representan dos tercios de toda la huella hídrica del turismo.

Entre 2010 y 2019, el sector del turismo en Europa y África ha logrado reducir el uso directo de agua. También ha disminuido la intensidad hídrica por unidad de PIB tanto en el uso directo como en el indirecto.

En cuanto a la comunidad andaluza, esta cuenta con una huella hídrica total de 16.769 hectómetros cúbicos frente a unos recursos hídricos empleados de 14.135 hm3; lo que se traduce a que cada habitante en Andalucía consume 6.205 litros de agua al día, un valor que es ligeramente inferior a la media nacional.


Ponte al dia con el Turismo. La Actualidad Turística te cuenta las noticias más relevantes del sector
Descuento en tu seguro IATI de un 5%IATI SEGUROS

En general, tanto el sector del turismo como los organismos que lo integran están en una búsqueda constante de estrategias para reducir el impacto turístico en el medio ambiente y el ahorro de agua es uno de los beneficios directos para todos los establecimientos turísticos.

Además, resulta que muchas de las zonas que los turistas más visitan son zonas con un alto nivel de sequía, que están muy expuestas a los efectos del cambio climático. La falta de lluvias y la necesidad de inversión en nuevas infraestructuras de depuración y reutilización de agua hacen que el turista consuma mucha más agua que un residente. 

Según datos de la OMT (Organización Mundial del Turismo), mientras un residente o local consume entre cincuenta y doscientos litros de agua al día en Europa, un turista puede llegar a consumir más de cuatrocientos litros de agua por día.

El turista puede consumir más de 400 litros de agua al día mientras que el consumo de un residente va de 50 a 200 litros

El turismo es un sector estratégico y su participación es crucial, en la consecución de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS 6). El uso eficiente del agua, así como la gestión de aguas residuales y el control de la calidad hídrica, apoyado en las nuevas y más eficaces herramientas tecnológicas son clave para salvaguardar nuestro recurso más preciado.

La digitalización es, por tanto, un aliado decisivo en el sector, ya que facilita los procesos, las tareas de control, reduce la huella hídrica y disminuye el control de Agua No Registrada.

También, facilita una mejor gestión gracias a los contadores inteligentes, los cuales ofrecen una información a tiempo real del consumo de agua, lo que se traduce en estrategias concretas de ahorro.

Aunque todo lo que se aplique que sirva para cuidar el agua es bueno, solo las buenas prácticas de la ciudadanía pueden asegurar el éxito de la relación entre la actividad turística y la sostenibilidad hídrica.



¿ Y tú qué piensas ? ¿ Estás de acuerdo ?

Comparte esto en redes sociales